Son un complemento indispensable en los días soleados. No sólo protegen del sol sino también evitan la entrada de polvo y pequeños insectos en los ojos. Han de ser ligeras, fabricadas con materiales orgánicos y suficientemente grandes como para proteger los laterales así como la parte superior e inferior de los radiaciones ultravioleta.

Mostrando el único resultado